¿Cómo contribuir a mejorar el clima de los negocios y al desarrollo económico local?

¿Cómo contribuir a mejorar el clima de los negocios y al desarrollo económico local?
by

Fiorella Blanco|Experta FUNDES

Se encuentran en prácticamente todas las cadenas de valor, constituyen el 98% del parque empresarial de América Latina y son el motor de desarrollo de las comunidades. Sin duda, estamos hablando de las mipymes.

Un sector privado activo que promueve el desarrollo económico sostenido e incluyente, donde las empresas invierten, crean empleo y mejoran la productividad.

Si deseamos contribuir a mejorar el clima de los negocios y fortalecer las cadenas  de valor, es importante, entender la realidad de los pequeños empresarios y definir una estrategia local para su crecimiento formal. Empecemos por comprender que la mipyme informal nace con el objetivo de atender un mercado local. Por ejemplo, en Costa Rica la informalidad en los negocios alcanza el 45%. Si el mercado local no crece, es muy probable que la empresa se mantenga en la informalidad y por lo tanto, esto la lleve a tener una corta permanencia en el mercado, caracterizada por el estancamiento.

Por lo anterior, el reto está en que encontremos oportunidades económicas basadas en la sostenibilidad y la diferenciación, donde podamos aprovechar las características autóctonas de cada sector o localidad. Es vital que, como empresa logremos alinear las necesidades y expectativas del tejido empresarial (especialmente de las mipymes) con las capacidades instaladas y accesibilidad de los gobiernos locales y demás organizaciones vinculadas con la apertura y desarrollo de los negocios.

Bajo el entendimiento de esta situación, FUNDES contribuye con el desarrollo de capacidades empresariales de grupos de mipymes que pertenecen a un sector o una comunidad determinada. El punto de partida para mejorar su competitividad radica en su  formalización y profesionalización.

A partir de capacitación, asesoría técnica y acompañamiento en su realidad, desde asociaciones de pescadores, hasta microempresarios turísticos y pymes exportadoras, FUNDES logra que estas mipymes fortalezcan su visión empresarial, generen cambios que les permitan formalizar su actividad, planificar su crecimiento, acceder a financiamiento, encadenarse con grandes empresas y por lo tanto, percibir mejores ingresos y generar empleo.

Actualmente, en Costa Rica, en el marco del programa “Alcanzando Escala[1],  estamos trabajando  con las municipalidades de la Región Pacífico Central, logrando reducir más de 50% del tiempo de trámites relacionados con la formalización de empresas. Asimismo, desarrollamos capacidades empresariales y comerciales en asociaciones de pequeños productores de las cadenas de valor del aguacate, el marañón y la miel. Esto ha mostrado  aumentos de ingresos superiores al 15%, surgimiento de nuevos encadenamientos con grandes empresas en un 60% de los casos, acceso a crédito en un 40% y aumento del empleo en un 11%.

Otro ejemplo de desarrollo económico local es el proyecto que ejecutamos en Bonanza, Nicaragua, donde de la mano de la Alcaldía de la localidad, de la Cooperación Suiza y la empresa minera Hemco, se establecieron nuevos negocios que daban respuesta a necesidades latentes de la comunidad. Uno de los casos de éxito fue la empresa de purificación de agua, pues en Bonanza la calidad del recurso es muy pobre, lo que genera problemas de salud y altos costos para quienes adquieren el agua purificada en Managua.

Proyectos como estos, se pueden destacar en Colombia y Honduras. En Colombia trabajamos un proyecto de Desarrollo empresarial en 5 comunidades reasentadas por la operación de Cerrejón en el municipio de Barrancas, departamento de la Guajira. En Honduras desarrollamos un proyecto de emprendedurismo juvenil para prevención de violencia con un grupo de 39 jóvenes  en alianza con Kenco.

Para lograr el desarrollo económico debemos potenciar el desempeño de las pequeñas empresas, están juegan un papel muy importante y su crecimiento sin duda será fuente de progreso a largo plazo.

 

 

 

 

[1] Liderado por la Fundación CR-Estados Unidos, el BID-FOMIN, el programa de gobierno Tejiendo Desarrollo y el Ministerio de Economía Industria y Comercio
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *