Trabajan en fortalecer el desarrollo de las mipymes costarricenses

Trabajan en fortalecer el desarrollo de las mipymes costarricenses
by

Formalización y profesionalización son el punto de partida para que las mipymes mejoren su competitividad.

Por Revista Summa

Las mipymes constituyen el 98% del parque empresarial en América Latina, se encuentran en prácticamente todas las cadenas de valor y son el principal motor de desarrollo de las comunidades de las que forman parte, generando empleo y mejorando la productividad de la zona.

Sin embargo, la principal problemática que enfrentan es la informalidad. Esto las lleva a tener una corta permanencia en el mercado, que es caracterizada por el estancamiento.

Fiorella Blanco, Gerente de Desarrollo de Negocios de FUNDES, asegura que en Costa Rica la informalidad en los negocios alcanza el 45% y por eso uno de los principales retos es formalizar y profesionalizar a esas mipymes, fortalecer sus capacidades empresariales y desarrollo comunitario, para lograr mejorar su competitividad.

“Si deseamos contribuir a mejorar el clima de los negocios y fortalecer las cadenas de valor, es importante, entender la realidad de los pequeños empresarios y definir una estrategia local para su crecimiento formal. Empecemos por comprender que la mipyme informal nace con el objetivo de atender un mercado local. Si el mercado local
no crece, es muy probable que la empresa se mantenga en la informalidad”, afirmó Blanco.

Ante este panorama, para FUNDES Latinoamérica el principal reto está en que la mipymes encuentren oportunidades económicas basadas en la sostenibilidad y diferenciación, donde puedan aprovechar las características autóctonas de cada sector o localidad. Además, trabajar en desarrollar sus capacidades y en lograr el
acceso a gobiernos locales y organizaciones vinculadas a la apertura y desarrollo de negocios.

“Bajo el entendimiento de esta situación, en FUNDES contribuimos con el desarrollo de capacidades empresariales de grupos de mipymes que pertenecen a un sector o una comunidad determinada. El punto de partida para mejorar su competitividad radica en su formalización y profesionalización”, agregó Blanco. Mipymes con más capacidades empresariales. A partir de capacitación, asesoría técnica y acompañamiento en su realidad, desde asociaciones de pescadores, hasta microempresarios turísticos y pymes exportadoras, FUNDES ha logrado que estas Mipymes fortalezcan su visión empresarial, generen cambios que les permitan formalizar su actividad, planificar su crecimiento, acceder a financiamiento, encadenarse con grandes empresas y por lo tanto, percibir mejores
ingresos y generar empleo.

Actualmente, en Costa Rica, en el marco del programa “Alcanzando Escala”, FUNDES trabaja con las municipalidades de la Región Pacífico Central, reduciendo más de 50% del tiempo de trámites relacionados con la formalización de empresas. Asimismo,desarrollando capacidades empresariales y comerciales en asociaciones de pequeños productores de las cadenas de valor del aguacate, el marañón y la miel. Esto ha mostrado aumentos de ingresos superiores al 15%, surgimiento de nuevos encadenamientos con grandes empresas en un 60% de los casos, acceso a crédito en un 40% y aumento del empleo en un 11%.

“Para lograr el desarrollo económico debemos potenciar el desempeño de las pequeñas empresas, estas juegan un papel muy importante y su crecimiento sin duda será fuente de progreso a largo plazo”, concluyó Blanco.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *