Los desafíos de la mipymes


La forma de hacer frente a los desafíos

Pensar en la forma de hacer frente a los desafíos de la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme) es reflexionar en todo aquello que reta a Latinoamérica en términos de su crecimiento y desarrollo. Mejorar la generación de ingresos, así como la productividad, la distribución de los recursos, el empleo y la calidad de vida son tareas que provienen de una adecuada combinación entre la política pública y la actividad empresarial.

Al referirse al parque empresarial hay que pensar en una enorme cadena de valor. Si existe conexión entre la gran empresa con aquellas de menor tamaño, sobre la base de desempeño económico y bienestar social, se crea un círculo de contribución y de valor compartido que desemboca en ese crecimiento y desarrollo regional esperado.

El desafío de la pequeña empresa tiene que ver con eficiencia. FUNDES entiende el lenguaje de la gran empresa y sabe cómo llevarlo a las mipymes, muchas de las cuales nacieron en la informalidad o son organizaciones unipersonales con un dueño con limitada formación formal o técnica.

Las mipymes deben ser parte de una cadena de valor

Una mipyme se convierte en parte de una cadena productiva de una manera sólida cuando se tiene claro que espera la empresa líder de esa cadena y se define la forma en que el microempresario puede alcanzar los estándares requeridos.

En su proceso de trabajo con mipymes, FUNDES define planes de acción de corto y mediano plazo para que estas incorporen tecnología y capacidades gerenciales a su actividad.


Las mipymes deben tener acceso a los mercados


La forma en que se trabaja con las mipymes para promover el acceso a los mercados es permitiendo que estas vendan sus productos a precios que les permitan ser rentables y al mismo tiempo tengan clientes satisfechos.

Para esto, según Joel Narváez, Director de FUNDES para México, el empresario debe conocer la rentabilidad de su negocio, identificar sus ventajas competitivas y trabajar en todo aquello que lo acerca a la satisfacción de las necesidades de sus clientes. Además se trabaja para que la gran empresa y los gobiernos apoyen a la mipyme.


La innovación dinamiza a las mipymes

Al innovar, las mipymes diseñan soluciones creativas y diferentes a los problemas que tiene su cliente y además crean nuevos productos y servicios.

Por ejemplo, en el programa de FUNDES con SABMiller para tenderos de Colombia, Perú, Ecuador, Panamá, Honduras y El Salvador, se procuró fortalecer los negocios de los distribuidores y detallistas. En este programa se tuvo un alcance con iniciativas de innovación de 40.000 mipymes. En Colombia,se trabajó con Gerdau Diaco en mejora de procesos de recicladores con el fin de fortalecer su trabajo como proveedores.


Enfrentamos los desafíos de la micro, pequeña y mediana empresa

porque estamos comprometidos con el crecimiento y desarrollo de Latinoamérica